Mi enfermedad

  • María Camila Sierra Zuluaga
Palabras clave: Mi, enfermedad,

Resumen

Son las 4:00 de la mañana del día domingo 23 de Octubre de

2011. Estoy en mi tibia cama mientras afuera, llueve a cántaros. Espero a que sean las 6:30 para levantarme e ir a clase a las 9:00. En esas dos horas recuerdo que el 30 de marzo, nació una niña con una rara patología; al parecer, cada 30 de un millón de neonatos desarrolla esta enfermedad, más comúnmente en la  adolescencia. Su naturaleza es casi desconocida para los mismos genetistas.

Cada día  es  una  arritmia,  una  cefalea  intensa,  un bajonazo hormonal,  un desequilibrio incontrolable. No tengo horario específico así que cada levantada, es un trauma. Escucho las mejores canciones para aliviar el vértigo de las mañanas hasta llegar a la ducha. Con el orgullo cocido al corazón, salgo hacia la universidad. En el MIO, intento concentrarme en ser una esponja analítica y crítica o más bien,  una proteína con propiedades alostéricas.

Como una hormiga, camino hacia los auditorios. Me topo con el  individuo  andante  de  la  mañana,  somnoliento, despreocupado, con cabeza  baja,  y ensimismado con su blackberry. Mirándolo, me pregunto si los que  padecemos esta patología siempre andamos de afán, despiertos por la cafeína y las bebidas energéticas ingeridas en la mañana para lograr dormir de pie mientras llegamos a nuestro destino. Las  incontables  risas  alrededor  son  nuestras canciones  de  cuna; nuestras lecciones repetidas son anatomía, neuro, cardio, metabolismo, célula y demás.

Cómo citar
Sierra Zuluaga, M. (1). Mi enfermedad. Medicina Narrativa, 2(1). Recuperado a partir de https://revistas.javerianacali.edu.co/index.php/medicinanarrativa/article/view/486
Sección
La vocación médica