La carta

  • Andrés Edmundo Zúñiga Pontificia Universidad Javeriana, Cali
Palabras clave: La, carta,

Resumen

Estimado profesor Andrés:

Desde hace algún tiempo he deseado escribirte una carta, con el ánimo de darte a conocer un asunto que llevo en mi cabeza por casi un año. No imaginé, en el momento en que te conocí, que terminaría debiéndote tanto. Eras tan común. Tu aspecto inspiraba el respeto que todo profesor merece  pero la  diferencia  estaba  en  tu  sonrisa.  Por  muchos  años escuché a mis profesores de literatura hablar sobre la diferencia entre un profesor y un maestro. Creo que nunca comprendí esta diferencia hasta que te conocí a ti.  
Siempre supe que sería una Carrera dura, con días donde tendría rabia por no escoger una más fácil y otros, donde descubriría una vez más, por qué me había enamorado de Medicina. Así fue por un tiempo, pero las largas horas estudiando, las eternas clases de Célula (donde solo se hablaba de mil palabras jamás escuchadas, que debía aprender), los interminables y poco agradables temas que iban desde la simplicidad de la estructura celular hasta la complejidad de su metabolismo, me llevaron poco a poco a caer en el abismo de la inseguridad y la duda.
Cómo citar
Edmundo Zúñiga, A. (1). La carta. Medicina Narrativa, 2(1). Recuperado a partir de https://revistas.javerianacali.edu.co/index.php/medicinanarrativa/article/view/488
Sección
La vocación médica