Agridulce

  • Juan Felipe Holguín Jaramillo
Palabras clave: Agridulce,

Resumen

Definitivamente,  no  me  quiero  morir  un  lunes.  No  es  que sienta  algún tipo de repulsión específica hacia este día en especial; simplemente, el lunes se vuelve a caer en la rutina. Los lunes, por lo tanto, son días en que difícilmente me levanto de la cama y no me dan ganas de nada. Ni siquiera de morirme. Además, pensándolo bien, no me gustaría dejar ese tipo de carga a mi familia o amigos en un día como éste, porque seamos honestos: A nadie le gusta  comenzar la semana con un muerto.

Tampoco me gustaría que mi último respiro fuera un domingo. No porque no me intrigue la idea de que mi descanso eterno comience en el día del descanso; sino porque los domingos suelen ser días imperdibles, al igual que los viernes y sábados, días familiares, días de sentarse a ver fútbol extranjero o local, películas olvidadas, salir a caminar, visitar viejos amigos, etc.

Cómo citar
Holguín Jaramillo, J. (1). Agridulce. Medicina Narrativa, 2(1). Recuperado a partir de https://revistas.javerianacali.edu.co/index.php/medicinanarrativa/article/view/503
Sección
La muerte de los seres queridos