Es cuestión de pura sangre

  • Freddy Moreno Gómez
Palabras clave: Es, cuestión, de, pura, sangre,

Resumen

Desde que el gobierno en 1994, inspirado en políticas de control de calidad de la FDA (por sus siglas en ingles Foodand Drug Administration), la OMS (por sus siglas en español Organización Mundial de la Salud) y la OPS (por sus siglas en español Organización Panamericana de la Salud) empezó a exigir el registro INVIMA (por sus siglas en español Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos) a la sangre humana, la calidad de vida de los vampiros cambió; no solo cambiaron los mecanismos de alimentación sino que también bajó la tasa de morbilidad de vampiros como consecuencia de un alimento de mejor calidad y fuera de todo riesgo de contaminación. Ni el conde drácula de Bram Stoker, ni el de la adaptación al cine de Tod Browning interpretado por Béla Lugosi, ni el de la película de Francis Ford Coppola interpretado por Gary Oldman, ninguno de los dráculas escritos, dramatizados o actuados, jamás podrían haberse imaginado como sería el futuro de toda su estirpe, jamás podrían haberse imaginado los peligros de la “contaminación cruzada” a partir del consumo del líquido vital.
Cómo citar
Moreno Gómez, F. (1). Es cuestión de pura sangre. Medicina Narrativa, 2(2). Recuperado a partir de https://revistas.javerianacali.edu.co/index.php/medicinanarrativa/article/view/530
Sección
La vocación médica