Un martes no como cualquier otro

  • Hugo Esteban López Arévalo
Palabras clave: Un, martes, no, como, cualquier, otro,

Resumen

El estudio es muy interesante. Aunque aceptemos, nunca va a ser como la tele, jugar play o salir con los amigos a algún lado. Sin embargo, cada día dispongo mi voluntad para volverlo interesante. Es martes y tengo clases desde las 7:00 a.m. hasta las 6:20 p.m. De salida para la universidad, veo que el MIO va repleto. La mañana está nublada y el frío penetra hasta los huesos. Rápidamente se calienta el ambiente con la estampida humana que caracteriza la estación del transporte masivo. En la universidad, me entero que la clase será en Almendros, un edificio lejos de la entrada. El profesor me dice justo en el momento en que voy a tomar asiento: “Llegaste con 15 minutos de retraso y ya terminé de llamar a lista”. ¡Lo que faltaba! Como he perdido la clase de las siete, decido irme a la Biblioteca, un lugar cercano y ameno. Después de guardar mis pertenencias, busco la obra recomendada. Oralidad y escritura, así se llama. Me ubico en un escritorio, frente a una pared blanca, muros a lado y lado, y empiezo.
Cómo citar
López Arévalo, H. (1). Un martes no como cualquier otro. Medicina Narrativa, 2(2). Recuperado a partir de https://revistas.javerianacali.edu.co/index.php/medicinanarrativa/article/view/546
Sección
Prosa Diversa