Mi viejita

  • Juliana Lores Espinosa Pontificia Universidad Javeriana, Cali
Palabras clave: mi, viejita,

Resumen

Un grito desesperado interrumpe la hora del almuerzo. Es Doris, la empleada de la casa, que pide ayuda. Lo único que le entiendo es que algo le pasó a Doña Ofelia. Como con súper poderes, nos paramos de la cama mi mamá, mi papá y yo. Al salir de la habitación, nos encontramos con Jenny, la otra empleada, en el suelo tratando de sostener a mi abuela. Mi mamá exasperada pregunta qué sucedió. Mi papá levanta del suelo a mi abuela y la lleva a la cama más cercana. Me gritan implacablemente que pida a una ambulancia. No sé ningún número, solo me quedo inmóvil. Mi mamá coge el teléfono, marca un número y me pide que de la dirección para una ambulancia. Sin siquiera pensarlo, empiezo a llorar. Escucho una voz que me habla por el teléfono, pero no me acuerdo de nada, no sé en qué dirección estoy, solo digo gritando:

Una ambulancia para la casa del Dr. Lores por favor.

Biografía del autor/a

Juliana Lores Espinosa, Pontificia Universidad Javeriana, Cali
Estudiante carrera de Medicina
Cómo citar
Lores Espinosa, J. (1). Mi viejita. Medicina Narrativa, 3(1). Recuperado a partir de https://revistas.javerianacali.edu.co/index.php/medicinanarrativa/article/view/668
Sección
La muerte de los seres queridos