Escribir sin premios

  • Pedro Rovetto Pontificia Universidad Javeriana, Cali
Palabras clave: escribir, sin, premios,

Resumen

Cuando era niño y adolescente gané los únicos premios de literatura que me correspondían, o eso parece hasta ahora. En primaria gané uno del enemérito Cuerpo de Bomberos por una composición que me había escrito mi tía Lola quien siempre creyó en mis habilidades literarias. Quizás esa infantil estafa me llenó de karma negativo para la sequía de premios que he vivido.

El último año de bachillerato fue mi Annus mirabilis para premios literarios. En un año y un solo concurso ocupé el primer, segundo y tercer puesto. Se trataba de escribir sobre la hispanidad, cuando aún la hispanidad significaba algo, un 12 de octubre. Los jurados eran miembros de la Academia de la Lengua Española de mi país. Escribí un manuscrito de más de veinte páginas comparando poetas españoles desde Berceo a Lorca y Alberti. Aunque no lo crean ahora, muchachos, los había leído a todos. Ese trabajó ganó el primer premio: algo de dinero que gasté en libros y una medalla que he perdido. Lo único que quizás hubiera perdurado en la historia local fue que resbalé por una escalera de mármol en el acto de premiación y casi mato a un anciano académico.

Cómo citar
Rovetto, P. (1). Escribir sin premios. Medicina Narrativa, 3(1). Recuperado a partir de https://revistas.javerianacali.edu.co/index.php/medicinanarrativa/article/view/669
Sección
Otros textos